Comunicado de ONUBrasil: Concluído el “Zero Draft” para Rio+20

ONUBrasil comunicó esta mañana la conclusión de la primeira ronda de negociaciones para Rio+20

Los tres días de negociaciones iniciales sobre el documento final para Rio+20, conocido como “borrador cero” (‘zero draft’), terminaron este viernes (27/1) con comentarios y sugerencias de los Estados-Miembros, de las agencias de las Naciones Unidas y de una variedad de actores de la sociedad civil. La primera ronda de negociaciones tuvo inicio este miércoles, día 25/1.

Hablando en el último día de consultas, el Secretario-General de la Conferencia, Sha Zukang dijo: “Es animador que el borrador cero sea visto como un punto de partida para las negociaciones. Vamos necesitar mantener un ritmo accelerado, si queremos concluir las negociações en tiempo hábil”.

Tenemos que presentar a los líderes mundiales y, ciertamente, a las personas en todo el mundo un resultado que hará la diferencia en el nuestro compromiso compartillado de alcanzar un futuro sostenible – un futuro que todos nosotros queremos”, añadió Sha Zukang.

Esta ronda informal es la primera de cuatro sesiones de negociación que ocurrirán mensualmente, hasta Rio+20 – la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible marcada para los días 20 hasta 22 de junio de este año a Rio de Janeiro.

En su discurso de conclusión, Sha dijo que los gobiernos deben elaborar un documento ambicioso y orientado para la acción, ya que mucho de ellos habían enfatizado sus responsabilidades con el proceso de Rio+20. “No podemos dejar Rio de Janeiro olvidar nuestros compromisos en el día siguiente”, afirmó el Secretario-General de la Conferencia, añadiendo que un mecanismo para garantir la efetividad de los compromisos debe ser explicitado en el documento final. “Necesitamos decisiones que muestren al mundo lo que significa esta nueva forma de hacer negocios”, observó.

El “borrador cero” fue condensado a partir de más de 6.000 paginas de comentarios de los Estados-Miembros, organizaciones internacionales y grupos de la sociedad civil en un proceso abierto, transparente y inclusivo.

Con base en los tres días de comentarios y sugerencias, Sha presentó una pequeña lista de demandas esenciales para Rio+20. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs), dijo él, podrían ser una de las contribuciones más importantes de Rio+20. Añadió que, por lo menos hasta 2015, los ODSs deben ser definidos con un calendario y una orientación claros para el desarrollo de economías verdes adecuadas a las circunstancias nacionales.

Un cuadro robusto de acciones sería necesario para alcanzar los ODSs, dijo Sha. Esto incluyó la movilización del financiamiento de todas las fuentes; la cooperación y transferencia de tecnología; desarrollo de habilidades; envolvimiento de todas las partes interesadas en la aplicación, incluso a través de sociedades inovadoras; y el posicionamiento de la educación, de la ciencia y de la inovación a servicio del desarrollo sostenible.

En la Cimera Rio+20, que ocurre 20 años después del marco de la Cimera de la Tierra de 1992, líderes mundiales, juntamente con millares de participantes del sector privado y de organizaciones no gobernamentales, son esperados para la reunión que va elaborar formas de reducir la pobreza, proporcionar el avanzo social igualitario y asegurar la protección ambiental en un planeta cada vez más poblado.

Los temas citados en el documento son:

  • Renovación del Compromiso Político
    • Reafirmación de los principios de Rio y de planos de acción pasados;
    • Evaluación del progreso hasta ahora y as llacunas restantes en la implementación de los resultados de las principales reuniones de la cimera sobre el desarrollo sostenible y abordaje de desafios nuevos y emergentes (Integración, Implementación, Coherencia);
    • Compromiso de los Major Groups;
    • Cuadro de acción.
  • Economía verde en el contexto del desarrollo sostenible de la erradicación de la pobreza
    • Estabelecimiento del contexto de la economía verde y de los desafíos y oportunidades;
    • Kits de herramientas de compartimiento de experiencias;
    • Cuadro de acción.
  • Cuadro Institucional para el Desarrollo Sostenible
    • Fortalecimiento/reforma/integración de los tres pilares;
    • Propuesta de la AG, ECOSOC, CDS, SDC;
    • PNUMA, agencia especializada en propuestas ambientales, IFIs, actividades operacionales de la ONU a nivel nacional;
    • Regional, Nacional, Local.
  • Cuadro de acción y acompañamiento
    • Cuestiones y areas prioritarias, temáticas, multisectoriales;
    • Aceleración y medición del progreso (SDGs, PIB y otros);
    • Medios de Implementación (financiamientos, acceso a y transferencia de tecnología, fomento de capacidad).

Para acceder al documento Zero Draft en inglés clicar aquí.

Durban y el cambio climático


Una reunión, una mesa redonda para debatir lo que ha pasado a Durban y poner en común las diferentes noticias y argumentos sobre esta cumbre fue lo que la Fundación Forum Ambiental juntamente con la Obra Social de Catalunya Caixa han organizado ayer, 26 de enero de 2012 a las 18h, en la Pedrera. Un ambiente de debate sobre el tema “Durban 2011: transición hacia donde?”, donde estaban presentes Salvador Samitier, Director de la Oficina Catalana de Cambio Climático, Elvira Carles, Directora de la Fundación Empresa y Clima, Mari Luz Castilla, Directora de Sostenibilidad y Cambio Climático de PriceWaterhouse Coopers, Ismael Romeo, Director de Sendeco2. Antes de empezar el debate moderado por Antonio Cerrillo, Periodista especializado en medio ambiente de La Vanguardia, el Josep Enric Llebot, Secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad, hizo una breve introducción al tema a discutir.

Este debate fue caracterizado una vez más, como han sido en muchos recientes debates, por muchas constataciones de problemáticas en diversos sectores tanto a nivel estatal, europeo como mundial. Constataciones que son frecuentemente repetidas por muchos expertos. Se percibe que por ejemplo, el tema de la problemática de cambio climático o mismo de la creciente tendencia obligatoria de evolucionar hacia una economía cada vez más sostenible, está más que claro para todos.

Comento aquí algunas de las intervenciones del debate. Sobre la cumbre de Durban el Antonio Cerrillo cuestiona la necesidad de 1200 personas a esta cumbre, o mismo 27000 a la cumbre de Copenhagen. Es realmente necesario tanta gente para tomar decisiones a nivel global? Más que cantidad, se nota que necesitamos personajes claves en este escenario, que tengan gran poder de decisión y de influencia en el mercado mundial. Recordando la ponencia de Ramón Jáuregui a la conferencia pasada, me pregunto, ¿Hará falta un nuevo organismo mundial que sea superior a la ONU o al Fondo Monetario o al Banco Central, para tomar decisiones unitarias respecto a todo el planeta?

Todos los ponentes han comentado de una forma o de otra una necesidad global urgente que es la continuación del Protocolo de Kyoto, que “caduca” finales de este año. Pero más que la necesidad, hace falta hablar más alto la voluntad política por parte de muchos países. Este esfuerzo de disminuir las emisiones de CO2 ha de ser un compromiso de todos, sin excepción. El Protocolo de Kyoto ha sido hasta ahora un acuerdo de carácter voluntario. Será que no haría falta hacerlo obligatorio? O por lo menos mucho más vinculante? Las decisiones de si hacemos eso o hacemos otra cosa deben ser tomadas con más seriedad y de forma más rápida. La imprevisibilidad de los acontecimientos actuales ya está influenciando muchos países a tomar decisiones importantes. Pero lo que no debemos hacer es dejar que alcancemos un punto extremadamente crítico para actuar. Planes de adaptación como cita Josep Garriga, deben ser formalizados lo cuanto antes. Adaptarse a la velocidad de los cambios para poder prever con más seriedad algunos acontecimientos es esencial.

Uno de los mecanismos importantes acordados a Durban fue el Fondo Climático Verde, una negociación que hasta los últimos momentos de la cumbre no se decidía aprobar, comenta Mari Luz Castilla. Un paso importante que fue dado, pero que se necesitarían más de estos tipos de actuaciones y acuerdos. Mari Luz también comenta sobre un el índex que mide las emisiones de carbono por unidad de PIB. Con este índex se puede visualizar más claramente como podemos crecer, aumentar el PIB sin aumentar las emisiones. Este año, respecto al grupo G20, hubo un aumento del 5’1% del PIB y del 5’8% de las emisiones (datos dichos por Mari Luz). Esto significa que estamos emitiendo más que creciendo! Un señal más que vamos por mal camino. Pero la experta también ha comentado que, en el caso de España por ejemplo, la situación no es la misma. En este ultimo año no hemos crecido, hemos decrecido, pero la emisiones se han reducido mucho más que el propio decrecimiento, comenta Mari Luz. Pero claro, eso probablemente, es debido a la actual crisis económica del país. Se reduce el consumo de energía eléctrica puesto que está mas cara y la gente no tiene dinero para pagar. Reduciendo el consumo se reducen las emisiones. Pero, cuando la situación se normalice, la sociedad será capaz de mantener este nivel de consumo y no aumentarlo nuevamente?

Cuando hablamos de actitud, de la tomada de decisiones, podemos citar un ejemplo de gran importancia que es el caso de China. Como Josep Garriga comenta, es un país que activo, que da pasos adelante, que avanza, y que a Durban ha actuado, cosa que Estados Unidos no lo hizo. China ya tiene planos de uso de energías renovables porque sabe que si continua con este ritmo de crecimiento utilizando como principal fuente de energía el carbon, que lo tienen en gran cantidad y de forma barata, no tendrán un futuro sostenible con tamañas emisiones de CO2. Como ya se sabe, China es la fábrica del mundo. Va entrar a la Organización Mundial de Comercio en 2001, y desde aquel momento China aumentó sus importaciones, puesto que para exportar se necesita importar, en un 4’3, pero sus exportaciones por un 4’7. Este país importa mucho y por eso paga, y exporta mucho y por eso recibe. Es el gran financiero del mundo. Pero eso pasa porque a gente trabaja, porque tiran adelante. Garriga exclama “Los chinos son chinos, pero no son tontos!”. La gran diferencia es que cuando este inmenso país se mueve, la India se mueve y otros países también, y los Estados Unidos acaban obligados a moverse. En China son 1’34 mil millones (dato de 2010) de personas que siguen a un solo sistema de gobierno, en lo cual muy pocas personas toman la decisiones. Decisiones que ocurren de forma rápida, ágil y tienen gran impacto global. En el caso de Europa todo ya pasa más lentamente. Es mucho más difícil entrar en un consenso entre 27 países de la UE. La crisis que tanto se habla, la financiera, está aquí, a la UE, y no en la China. Allá no existe este término hace algunos años! “Hemos de leer los diarios de aquí pero de todo el mundo también! Hay que abrir los ojos para el mundo, que no es solo Europa!”, dice Garriga.

Otro tema interesante que comenta Ismael Romeo sobre el mercado de emisiones europeo, es que este tiene un problema importante, donde la oferta es inelástica. Cada año hay un limite, un tope de derechos de emisiones, y pase lo que pase este tope no se toca. De acuerdo con Ismaeo, en el mes de abril del año pasado, 2011, el precio de derecho de emisión estaba a 17€, y hoy está a 7€. Que ha pasado entremedio? Hay una explicación dice Ismaeo. En el mes de a
abril ya se sabia que sobraban derechos, pero porque el derecho costaba 17 y ahora 7? En el mes de marzo del año pasado ocurrió lo de Fukushima. Este acontecimiento va crear un tema de inseguridad con las nucleares, lo que hizo por ejemplo, que la señora Merkel proclamara el cierre de todas las centrales nucleares de Alemania para siempre. Pero entonces si ya no podemos contar con la energía nuclear, que haremos? Tendremos que volver a utilizar más combustibles fósiles? Con eso vendrán más emisiones! Utilizar las energías renovables sería una opción pero tendría que suficientemente potente como las nucleares, en términos de generación de energía. Y estas aun son muy caras… Toda esta especulación hizo aumentar el precio de los permisos de emisión de forma brutal, puesto que se pensó en volver a consumir mucho petróleo. Ismael explica que cuando la demanda aumenta el precio disminuye, por eso estamos hoy a 7€. Pero todo esto está basado en sensaciones, donde el mercado sube y baja constantemente, aun más en este tipo de mercado de emisiones que es muy sensible.

Una de las medidas propuestas por Ismaeo como soluciones al mercado de CO2, seria crear una especie de Banco Central Europeo de Derechos de Emisiones. Explica que basado en el problema de la oferta inelástica del mercado de emisiones europeo, debe existir algún mercado que cuando haga falta disponibilizar derechos, pueda inyectarlos, y que, cuando estén sobrando estos permisos, que se puedan contenerlos, o sea que exista una flexibilidad. También comenta una otra medida que seria que si cada año, a partir del 2013 la subasta esté alrededor de mil millones de permisos, eso quiere decir que en 2020 estaremos hablando de unos 8 mil millones de permisos. El propone hacer un set-aside, bloquear, por un momento, una parte de esta subasta, y no dejarlas en el mercado, es decir, controlar una parte de la liquidez alrededor de 1400-2000 millones de permisos, de derechos. Es decir, en vez de subastar 8 mil, subastar 6 mil para que no haya tantos permisos en el mercado, porque si no hay tanto permiso no existirá tanta oferta, y si no hay tanta oferta, el precio aumentará.

Sobre el tema empresarial, tanto Elvira Carles como Mari Luz han comentado sobre el aumento significativo del interés por la sostenibilidad por parte de las empresas. Un aspecto importante que hemos de tener en cuenta, ya que como decía Josep Garriga y Salvador Samitier, el cambio que necesitamos hacer frente a la problemática del cambio climático no solo responsabilidad del sector público sino que también del privado. Actuar frente a estos problemas de carácter global, como el propio término dice, es un deber de todos.

“Durban 2011: transición hacia donde?”

Hoy, a las 18h en la Pedrera, la Fundación Forum Ambiental juntamente con Catalunya Caixa, presentarán un acto sobre la Cumbre de Durban titulado como  “Durban 2011: transición hacia donde?”. El que iniciará el acto será Josep Enric Llebot, Secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Cataluña. En la mesa redonda, moderada por Antonio Cerrillo, Periodista especializado en Medio Ambiente de La Vanguardia, estarán presentes Salvador Samitier, Director de la Oficina Catalana de Cambio Climático; Josep Garriga, Asesor en Cambio Climático de la Fundación Forum ambiental; Elvira Carles, Directora de la Fundación Empresa y Clima; Mari Luz Castilla, Directora de Sostenibilidad y Cambio Climático de PriceWaterhouse Coopers; Ismael Romeo, Director de Sendeco2.

La expectativa para este acto es que los expertos de la mesa hablen sobre los temas discutidos en Durban, sobre el fracaso de la Cumbre de Copenhagen, y sobre cuales son las expectativas para la Cimera de Rio+20 que ocurrirá  del 20 al 22 de Junio de este año a Rio de Janeiro (Brasil).

Ramón Jáuregui da su opinión sobre la necesidad de una nueva gobernanza mundial

El jueves pasado, en la Pedrera, ocurrió la octava sesión “Nuevo modelo de gobernanza mundial a la alzada de los retos a plantear” del ciclo de conferencias “Hablando de la sostenibilidad en un nuevo marco global”, organizado por Fòrum Ambiental y Catalunya Caixa. En la mesa estaban presentes Ramón Jáuregui, Ministro de la Presidencia del Gobierno Español, Gabriel Ferraté, Presidente del Consejo Accesor para el Desarrollo Sostenible de Cataluña, y el moderador Pere Torres, Consejero Técnico del Instituto Cerdà.

Jáuregui en la primera parte de su intervención, coloca sus ideas sobre la gobernanza mundial en el marco de los nuevos retos. Hizo unas cuantas referencias a los retos que nos movemos. Y luego, en la segunda parte, trata de pasar algunas reflexiones, orientaciones, hacia donde se tiene que caminar los elementos, los parámetros que configuran una nueva gobernanza. Toca especialmente, como elemento central de los retos, los aspectos socioeconómicos, donde evidentemente se centran las dificultades más graves que vive actualmente la humanidad.

Empezando por la primera parte, Jáuregui habla de globalización como no solo financiera, o económica, o comercial, sino que de una globalización que es productiva, la cual está generando divisiones generales de trabajo, que todavía son inexploradas. Caracteriza esta globalización fundamentalmente como veloz. Citó a Nayeli, experto en tecnología, que decía “En 3 décadas ha llegado el SIDA a cualquier lugar del mundo. En 3 días, o quizá en 3 minutos, un virus informático puede llegar a todo el mundo.” La relaciona con una nueva cultura, la del presentismo, de la velocidad enorme de los acontecimientos, que viene demostrando una cierta imprevisibilidad sobre los cambios que acontecen. Jáuregui pone el ejemplo de la crisis financiera. Un acontecimiento que todo el mundo calculaba que iba a producirse, pero que no parece que fue previsto suficientemente, que no había sido concretado que realmente iba a pasar.

Otro dato revelador, comentado por Jáuregui, de esta situación en que vivimos, es uno que acaba de ocurrir en la política internacional. La señora Merkel, canciller de Alemania, previó una figura fiscal para la prolongación de la vida de las centrales nucleares. Eso pasó a mediados del año pasado. Estableció la necesidad de incorporar una nueva fiscalidad. Y entonces, unos meses después ocurrió Fukushima. Fue cuando la canciller decidió que debería establecer el cierre de las centrales nucleares definitivamente en Alemania. Este acontecimiento no hace mucho que pasó, fue solo hace algunos meses. El impacto de los acontecimientos, en las transformaciones, comenta Jáuregui, está provocando esta política de presentismo, que no está suficientemente medida ni articulada y que pasa aceleradamente, como el caso de los mineros chilenos, de Fukushima o de los ataques a los cristianos en Nigeria.

Jáuregui habla de una concatenación de los acontecimientos, como una especie de efecto mariposa a lo grande. Comenta sobre como puede llegar a ser provocador el encadenamiento de los acontecimientos. Como ejemplo explica que con la subida del precio del biocombustible, porque los americanos deciden combatir la ausencia del petróleo para sus propias reservas, y producción de combustible con el grano, sube brutalmente el precio de las tortillas de maíz en Mexico.

Habla de un lado oscuro de la globalización, lo cual estamos viviendo y que nos presenta una oportunidad o una posibilidad de contagio, de inestabilidad, de interconexión, de turbulencia, de fragilidad, prácticamente en casi todo. Todo puede afectar a todos. Que estamos viviendo una etapa de cambios, que por ejemplo, en un contexto de revolución científico-tecnológica nunca hemos vivido como la ocurre actualmente. “La Historia de la humanidad es una historia de cambios”, comenta. El descubrimiento de la maquina de vapor a finales del XVIII, el motor eléctrico a finales del XIX, la producción industrial en el XX, además de la microelectrónica, la informática, las telecomunicaciones, la biogenética, y la internet, son todos avances que se han producido de forma más que exponencialmente. Jáuregui opina que existe alguna razón para pensar que una sociedad distinta cabe configurarse. “Ya no son los panfletos que convocan las manifestaciones, sino la red”, dice él.

Toda esta situación actual está convocando a una necesidad de ordenación de la gobernanza de este nuevo mundo, que si observamos desde el punto de vista económico, hay un desplazamiento hacia la Asia y a los países emergentes. “China dejó de ser la fábrica del mundo para ser el laboratorio, que ya lo es. No sé que somos nosotros. China será la primera economía del mundo seguro en el año 2020, y la India superará Japón antes del 2030.” exclama Jáuregui.

A través de una descripción, del diagnostico de los retos, en el marco de la crisis económica, Jáuregui comenta que probablemente el sistema económico más eficaz tiene elementos de enormes riesgos, como la desigualdad, la acumulación de poder y la generación de burbujas con “generación de depresiones cíclicas gravísimas”. Estos tipos de generaciones tienen mucho que ver no solo con términos económicos, sino que filosóficos, como es la codicia. La crisis vivida actualmente tiene sus causas en la falta de regulación de los mercados financieros, en la deficiencia de la supervisión, en el deficiente gobierno corporativo de las instituciones financieras, en un manejo equivocado de los riesgos por parte de los bancos, etc. Pero como dijo Ferraté en el inicio de la conferencia, “la constante del mundo es cambiar”. En base a esta frase, Jáuregui se pregunta, “¿La reacción de la sociedad ante la contundencia, la horizontalidad, y la profundidad de estos cambios que estamos viviendo provoca o no en la sociedad la actitud necesaria?” Tanto Jáuregui como muchos de nosotros, observamos a muchos a contemplar la realidad, sentados, como si tuvieran asistiendo un reportaje de televisión.

A la segunda parte de su intervención, Jáuregui ofrece algunas reflexiones sobre lo que son los elementos definidores de una nueva gobernanza.

Él alude a la necesidad de articular un espacio de gobernanza supranacional de la paz, de la democracia, y del orden democrático del mundo que son las Naciones Unidas. Queda una pregunta en el aire sobre si las Naciones Unidas no ha de reflexionar sobre cuales son sus defectos de funcionamiento para ofrecer a la humanidad un organismo, o una carta, o un sistema, o más que nunca una gobernanza que supere a los problemas que tiene actualmente este organismo. “Todo lo que se ha ido creando a partir de las Naciones Unidas tiene una estructuración de presencia internacional deficiente y un estancamiento administrativo y funcional bastante evidente”, comenta Jáuregui. No hace mucho tiempo, la secretaria de Estado de los Estados Unidos decía que la ONU sigue siendo la institución global más importante, pero, como decía Clinton, nunca fue ideada para enfrentar todos, y cada uno de los retos del mundo. ni debería hacerlo.

Lo que los expertos dicen es que las respuestas de las Naciones Unidas tienen que pasar por la existencia de grandes acuerdos entre los países afectados. Jáuregui pone un caso, que es si hay un debate sobre el peso de las monedas, hay cuatro potencias que deberán actuar, Estados Unidos, Japón, China y UE. Si hay un problema con la deuda mexicana serán solamente Estados Unidos y México. Ya con el problema del cambio climático, y después del fracaso de la cumbre de Copenhague, va haber que buscar un acuerdo entre los doce o quince países, los de la primera economía, que representan el 80% de las emisiones y del peso económico del mundo. “Un nuevo orden mundial, que está cambiando, que pasa de la soberanía de los países a la reciprocidad, que pasa de la nación Estado a la sociedad global; que pasa del principio de no intervención, en la Guerra Fría, al principio de entendimiento mutuo que pasa en los intereses nacionales a los intereses comunes; que pasa de la sentimidad al respeto, que pasa de las alianzas a la negociación, en fin, que va transformando absolutamente el marco en que se sitúa la política internacional.”, explica Jáuregui.

Otra reflexión interesante que hace Jáuregui sobre el futuro de la gobernanza mundial, es la necesidad de detención a lo que está pasando con la gobernanza económica globalizada, y en especial con la deficiente ordenación de los mercados financieros. Como dice él “estamos en las puertas de reordenar la actividad financiera y de establecer una nueva gobernanza del mundo.” El ordenamiento de la actividad económica solo será posible a través de la actuación del G20, que es el único órgano con capacidad para hacerlo y evitar que se produzca un nuevo crash financiero, según Jáuregui.

Dentro de este mismo tema de ordenación económica, Jáuregui habla sobre el debate fiscal internacional. Lo ve más que necesaria una política fiscal transnacional para poder establecer una política de sostenibilidad económica en el conjunto de la gobernanza mundial. Explica que hay que tener algunos objetivos claves, como luchar contra los paraísos fiscales, la necesidad de tasar las transacciones financieras internacionales

En el campo de la sostenibilidad, Jáuregui abre debate sobre una ecuación entre política y economía. Comenta sobre algunas nuevas reglas necesarias para esta nueva ecuación entre economía y mercado, entre política y economía. Primero que la economía financiera no puede estar tan desacoplada de la economía real. Segundo que cabe también contemplar una nueva reivindicación del Estado en la articulación de una política de intervención y de regulación de estas actividades.

El crecimiento brutal del endeudamiento es tan evidente que ya no se puede recurrir a mas políticas de endeudamiento. No hay posibilidad de un endeudamiento como el que ya hemos producido, dice Jáuregui. Y lo recuerda que “Europa en estos últimos 3 años ha pasado su déficit entre 2008 y 2010 del 61% de su PIB en deuda al 80%, el conjunto de la Union Europea”.

Ya finalizando su intervención, Jáuregui comenta sobre uno de los grandísimos retos del momento que es la salida de la crisis del euro y de la crisis europea. “Desgraciadamente en Europa se está sufriendo un cáncer, que es un cáncer del soberanismo nacionalista de los Estados, que mi opinión está matando la idea esencial de la propia UE”, afirma. Europa ha sufrido en estos 3 años, una crisis enorme con aumento del desempleo, de su deuda pública, ademas de arrastrar otros problemas estructurales que no han sido resueltos todavía. “La UE tiene un problema demográfico enorme, una dependencia energética tremenda, un problema de competitividad como Estado, la ingeniería social no compite con la globalización. Hay un problema de I+D, y de gasto en innovación, porque ya no somos los mejores, y ni mucho menos, y por tanto los mercados que vean a aumentar la deuda de los Estados soberanos sobretodo de algunos países europeos, y vean que no hay un horizonte claro de recuperación y de pago de las deudas, duda de nuestro futuro.

Muchos de los retos a abordar, de acuerdo con Jáuregui, solo se pueden responder utilizando el principio de “O más Europa, o no hay Europa”. En fin, de la actual crisis que Jáuregui ha explicado, se puede concluir la existencia de un enorme pesimismo, aunque él mismo considera que “Un pesimista es un optimista bien informado”.

Jáuregui cree en la reformulación del capitalismo, en la reordenación de la actividad económica como siendo tan justa como necesaria. Cree que, hay por primera vez en la historia, lo mismo que hay en el mundo empresarial, una necesidad de sostenibilidad con la competitividad. No se puede ser competitivo sin ser sostenible hoy en dia como empresa en el mundo. Lo cree que existe una “convergencia entre justicia y necesidad” en las reformas que orientan la gobernanza mundial. Lo más importante de todo eso es que se haga las cosas pronto, que no sea demasiado tarde.